29/11/2016

Terapia manual

La fascia es el tejido más extenso del cuerpo humano y rodea todos los componentes del organismo (ligamentos, tendones, músculos, articulaciones, vasos sanguíneos, nervios, vísceras, meninges, etc.) dándoles forma, sostén y protección. Para imaginárselo piense en un traje de buzo o en el traje del hombre araña.

El sistema facial del organismo forma una ininterrumpida red que controla todos los componentes de nuestro cuerpo. Para que nuestro cuerpo se mantenga saludable y funcione correctamente es necesario que nuestro sistema fascial se encuentre sano. Su disfunción afectará directa o indirectamente al funcionamiento de los componentes que envuelve. Pese a su importancia, es muy frecuente que el componente fascial, que no se informa habitualmente en los estudios de imagen, no sea tenido en cuenta.

Las fascias pueden verse afectadas por un traumatismo directo, por sobrecarga, por posturas viciosas, por una inmovilidad prolongada (ej. lo que ocurre ante una inmovilización con un yeso), por una menstruación dolorosa así como por emociones o estrés. El cuerpo se ve obligado a crear movimientos compensatorios y posturas viciosas, creando un exceso de tensión en estructuras a distancia. Esta situación ocasiona como resultado dolor persistente al movimiento, desgaste de los componentes articulares, mal funcionamiento visceral, entre otros problemas.

Las terapias manuales son técnicas de evaluación y tratamiento manual donde se utilizan movimientos y presiones sostenidas en todo el sistema de la fascia para eliminar sus restricciones y así recuperar su función normal, y por añadidura mejorar el dolor. Las siguientes son algunas de las indicaciones de la terapia de inducción miofascial:

  • Lumbalgias.
  • Cervicalgias.
  • Dorsalgias.
  • Síndrome de latigazo cervical.
  • Cefaleas de origen mecánico.
  • Tendinosis.
  • Síndrome del túnel carpiano.
  • Hombro doloroso.
  • Dolor postquirúrgico.
  • Cicatrices.
  • Disfunciones de la articulación témporo-mandibular (ATM)


Las terapias manuales, son técnicas, que dentro de un programa integral de tratamiento y, en manos de personal entrenado, pueden ser muy efectivas. Además, pueden ayudar a resolver el problema evitando la utilización excesiva de medicación.

Fuente: Ideas Médicas

"Las terapias manuales son técnicas de evaluación y tratamiento manual donde se utilizan movimientos y presiones sostenidas en todo el sistema de la fascia para eliminar sus restricciones y así recuperar su función normal, y por añadidura mejorar el dolor."

Volver